Follow Us:
desayuno saludable

Consejos para un buen desayuno

¿Sabías que el desayuno es la comida más importante del día? Y entonces, ¿por qué mucha gente se lo salta?

“Desayuna como un rey, come como un príncipe y cena como un mendigo”. Esta frase resume perfectamente cómo deberían ser las tres comidas importantes del día, siempre de más a menos.

La primera comida debe aportar un cuarto de las calorías ingeridas durante el día. Por eso hay varios alimentos que deberíamos ingerir durante esta comida.

¿Qué comer en el desayuno?

Pan o cereales, a poder ser integrales: Son una excelente fuente de carbohidratos que aportan energía y proporcionan al cuerpo vitaminas y minerales. Los integrales aportan grandes cantidades de fibra que favorece el buen funcionamiento intestinal e influye favorablemente en los niveles de colesterol sanguíneo.

Productos lácteos, como la leche, el yogur y el queso (preferentemente descremados), aportan proteínas de muy buena calidad, calcio y vitaminas A, D y B12, esenciales para la salud de los huesos y de los dientes en todas las etapas de la vida.

Frutas o zumo de frutas. Además de proporcionar carbohidratos, agua, vitaminas y minerales, son una buena fuente de fibra.

Nueces, semillas y frutos secos. Son fuente de Omega 3, proteínas y fibras, mejoran la digestión y dan saciedad ayudando a controlar el apetito.

El desayuno en otros países

Cada país tiene sus propias costumbres y realmente no hay ninguna mejor ni peor, aunque desde el punto de vista nutritivo sí tendrían diferencias.

Por ejemplo en España estamos acostumbrados a un café o infusión, una rebanada de pan tostado y algo para untar (aceite, mantequilla…). También lo acompañamos de un zumo y de algo de jamón por ejemplo.

Vistos los alimentos básicos comentados anteriormente podemos decir que no desayunamos mal. También podemos consumir galletas o bollería de vez en cuando, y siempre que no sea excesivo no tiene por qué estar mal.

En otros países como EEUU acostumbran a desayunar más contundentemente. Por ejemplo, huevos revueltos con tostadas, café y zumo. Tampoco está mal pero son más calóricos.

El pescado frito escocés, el tofu japonés, los quesos magros turcos, el fiambre alemán… ¿son malos desayunos? No. Todo depende de que esté bien balanceado y vayamos a quemar esas calorías durante el día. Además, en casi todos los países se suele acompañar con frutas, verduras o frutos secos, con lo que se cumple más o menos lo hablado en el punto anterior.

El consejo de Ovetus

Desde nuestro punto de vista es necesario mantener una dieta saludable, por eso en los desayunos que ofrecemos siempre incluimos productos lácteos y frutas.

También incluimos bollería artesanal. Al estar hecha a mano no contiene los aditivos ni conservantes de los productos elaborados industrialmente. Aún así son productos con azúcar y, si un día desayunamos dulce habría que evitar ingerir mucho más dulce a lo largo del día.

¡Esperamos que estos consejos os sirvan!