Follow Us:

Blog

 CONSERVACIÓN DEL CHOCOLATE EN VERANO

 

 El verano y el chocolate parecen incompatibles y así es. El chocolate es un producto que se funde a una temperatura cercana a los 30ºC, por eso cuando lo metes en la boca puedes notar cómo se funde rápidamente. Esta característica dificulta su conservación en nuestra casa durante el verano.
Pero hoy os traemos unos consejos para que podáis disfrutar de vuestros bombones y chocolates durante todo el año.

El chocolate exige un riguroso respeto, tanto para su consumo, como para su conservación. Muchas marcas de bombones dejan de producir en verano, como todos sabemos. En cambio, en Suiza, siguen produciendo bombones en verano, eso sí, los congelan y después descongelan con una técnica por la cual no cogen humedad a la hora de venderlos más tarde. El sabor es el mismo, pero se secan antes.

Y es que, el chocolate, tiene tres enemigos: la humedad, la temperatura y los olores.
La temperatura ideal para la buena conservación del chocolate está entre 15º y 18ºC. Por esto, lo adecuado es conservarlo en un lugar fresco y seco, algo que en verano es difícil de encontrar en muchos lugares. Por lo que os aconsejamos guardar vuestro chocolate y bombones, en esta época, en la parte menos fría de la nevera. Una temperatura inferior hará que el chocolate esté quebradizo y los aromas y sabores se diluyan. Una temperatura superior provocará que el chocolate y los bombones se vean alterados en textura y aspecto. Pero eso no es todo.
La humedad no debe superar el 60%, por eso no se aconseja guardarlo en la nevera, salvo excepciones, como es el caso. Con más humedad pierde su brillo y aparece una capa blanquecina en la superficie que se conoce como “fast bloom”. Esto no afecta a las cualidades del chocolate, pero su atractivo es menor.
– Por otro lado, están los olores. Al guardar el chocolate y los bombones en la nevera, se tendrá especial cuidado con los olores. El chocolate, al tener azúcar y grasas, absorbe el olor de lo que tenga alrededor. Para evitarlo, es ideal envolverlo en papel de plata y guardarlo en un recipiente hermético. Para su consumo, os aconsejamos sacarlo 15 minutos antes.

Y por supuesto, recordar disfrutar de vuestros bombones antes de la expiración de la fecha de consumo, esto asegurará que su calidad esté todavía íntegra.

Como veis, no existe una fórmula mágica, simplemente son minuciosos cuidados para un producto querido por todos, como son nuestros bombones Ovetus, los cuales puedes adquirir en cualquiera de nuestras tres tiendas físicas o en nuestra tienda online (https://tienda.confiteriaovetus.com/ ). Pequeñas porciones de placer para el paladar, ideales para cualquier ocasión, porque… ¿quién necesita una excusa para disfrutar de un buen bombón?